viernes, 27 de enero de 2017

Un proyecto de ilusión

Cuando me paro a pensar el por qué de las cosas, por qué hago todo lo que hago y por qué digo lo que digo, al final llego a la conclusión de que no siempre se tiene un motivo concreto, sino que al final cualquier cosa que se hace forma parte de un todo, de un único proyecto al que además de los documentos principales se le van añadiendo anejos a medida que se van necesitando, a medida que se va viviendo.

Para todo hace falta tener ilusión. Esa pequeña chispa que hace tener esperanza en los proyectos futuros y sobre todo en los proyectos actuales.

Vive cada día con ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada